<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

17 ago. 2005

1994 RI, MA, IL

(viene de acá)

La experiencia del concierto de Pink Floyd fue simplemente única, y el hecho de que la siguiera un fin de semana de 'party all the time' con una cuerda de mamarrachos estudiantes de post-grado, ayudó enormemente

Una de las noches tuvimos una visita de la policía. Aunque la zona donde nos estábamos quedando era primordialmente estudiantil, también tenía varios habitantes de la tercera edad, quienes se quejaron del ruido que teníamos -- algo entendible, porque éramos como cincuenta personas en una casita mínima. Por ahí tengo las fotos de las cajas vacías de cerveza y de la piscina inflable llena de hielo y latas de Bud light

Después de tres días de juerga total, mi primo y yo regresamos a Boston. Allí comencé a llamar a mis amigos, para tratar de cuadrar las visitas a sus respectivas casas. Como era lógico pensar, varios de ellos arrugaron y mi plan original tuvo que cambiar a medida que fueron pasando los días

El primer pana que me dijo que sí, era el novio de una amiga mia que estaba viviendo en Chicago (el novio, no mi amiga), estudiando un post-grado en odontología. De ese viaje tengo tres gratos recuerdos: el primero, conocer Chicago, la ciudad que se convertiría en mi hogar un año después y en mi favorita para el resto de la vida; el segundo, el utilizar internet por primera vez -- estuve un par de horas en un chat sobre el concierto de PF con una chama en Oakland, compré entradas para ver Phantom of the Opera, y compré entradas para ir a un juego de los White Sox; el tercero, el que mi amigo era un freak total con el orden y la limpieza, que se desesperó todo con mi apariencia de jeans rotos, pelo largo y barba de tres semanas

Estando en Chicago también pude disfrutar de la inauguración del Mundial USA '94, y de no haber sido por la taradez mental de mi amigo, hubiera conseguido, GRATIS, entradas para ir al Soldier Field a ver la ceremonia. Varios re-vendedores intentaron engatuzarme, pero no me atreví a comprarles nada, aunque de haber sabido que mi amigo le dijo que 'no thanks' a su jefe cuando éste le ofreció las entradas que tenía, hubiera comprado lo que fuera con tal de entrar. Al final, me tuve que conformar con comprarme una pizza y ver la inauguración por televisión...

Luego de cuatro o cinco días, ya no recuerdo cuántos, regresé a Boston. Allí estaría por unos días más mientras cuadraba mi próxima travesía, pero no sin antes ir a ver un par de jueguitos de los Medias Rojas, incluyendo una joya entre Roger Clemens y David Cone

Para un fanático normal del béisbol, ir a Fenway Park es una experiencia religiosa (copyright by Enrique Iglesias), imagínense lo que representa para un obsesionado como yo. Para los que no tienen idea de lo que estoy hablando, Fenway Park es el estadio más antiguo de las Grandes Ligas, fundado en 1912, y casa de mi equipo favorito, los Medias Rojas de Boston. Es, a falta de una mejor descripción, un templo para jugar béisbol. Los asientos son incómodos (son pequeñitos, porque el Norteamericano promedio en los años 10s era mucho más chiquito que los de ahora) y en muchas partes se nota que la estructura tiene casi 100 años, pero la mística y la historia que se respira en el ambiente es inigualable (quizás sea solo comparable con el Wrigley Field de Chicago, al que fui también cuando estuve en esa ciudad). Si hay algo que añoro de todo el viaje que hice, fueron mis varias visitas a ver al Monstruo Verde, convenientemente ubicado a cuatro cuadras de donde vivía mi primo

...y dado que mi primo es casi tan fanático como yo, se nos ocurrió que mientras yo localizaba a algún otro de mis panas regados por la geografía gringa, pudiéramos ir hasta Cooperstown, en el lado norte de New York, a visitar el Salón de la Fama...

{famosa mundialmente por hospedar al Salón de la Fama, Cooperstown es la cuna de James Fenimore Cooper, escritor de El último de los Mohicanos...Chingachgook... ¿verdad que soy burda de culto?}

David Cone !!! tremendo pitcher pero se fundio muy rapidos,no?

Chamo una de las ciudades que quisiera visitar, es Boston ir a Fenway Park...bueno lo malo que en los Red Sox no juega ningun cardenalero.

Saludos, Romrod......jajajaja no arrugues la cara vale era a drede Rorro

  
Chamo "tenia esquecido" a Cone!
Me tripeo estos cuenticos.

  
ese alter ego si es culto de verdad. Y tu qué, Rorro? hablando de puro concierticos de Pink Floyd...de seguro eras un hippie loco. Aprende algo cultural de Alter Rorro :p jajaja

Bye bye ;)

  
Pero viste que no todos los recuerdos de tu "memoria de elefante" son malos? por lo menos no todos.

  
By the way, ya q' te gusta Pink Floyd, ¿te viste la fotico q' tengo en mi blog? se puede decir q' es una reliquia del rock jajaja.

Bye bye ;)

  
Ese fue mi primer libro....

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...