<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

28 mar. 2008

Mes 7

Hola Victoria,

Ya ha pasado un mes desde la última vez que te escribí, y te puedo asegurar que este ha sido hasta ahora el mejor mes que hemos pasado juntos tu y yo

Y yo no he hecho nada, eres tú la que ahora está más tranquilita y te gusta más mi compañía -- es decir, sigues teniendo un caso crónico de mamitis y cuando sueltas un berrinche incontrolable este suele ser causado por una breve ausencia maternal. De hecho, pareciera como que para ti el mejor estado posible es verme hacerte morisquetas mientras tu mamá te carga. Nada te alegra más que eso...

Sigues durmiendo bastante bien y no nos has dado mayores problemas. Vale decir, tampoco es que durmamos corrido, pero al menos nunca nos has hecho sufrir como otros bebés a sus padres, con llantos y zafarranchos de madrugada. Pero si nos ha tocado ir varias veces a calmarte durante la noche, sobretodo cuando botas el chupón o cuando en una de tus vueltas terminas aplastada contra la pared de la cuna

El único momento donde nos diste algo de lata, era completamente justificable. Tuviste roséola, por lo que pasaste unos tres días con fiebre y eso te molestaba mucho para dormir. En esos días dormiste en la cama con tu mamá y yo me fui para tu cuarto y dormí en el colchoncito que se mete debajo de tu cuna. Al cuarto día te salió una pequeña erupción que se te pasó ahí mismito. Nada de que preocuparse, y tú, como siempre, inmutable (salvo por el fastidio de la fiebre que te puso un poco de mal humor en esos días)

Ya te está saliendo el primer dientecito. Apenas y se ve algo blanquito en tu encía de abajo, pero lo que falta es nada para que termine de salir. Por supuesto, por esa picazón necesitas estar mordiendo algo todo el tiempo, así que cualquier cosa que caiga en tus manos inevitablemente parará en tu boca y terminará babeada. Entre tus preferidos para esta actividad están los controles remotos y telefónos de la casa, mis lentes, las orejas de tu conejita de peluche con la que duermes y las patas del cangrejito de tela

Te regalaron una andadera, y aunque estás un pelo pequeñita para usarla, te mata de la risa que te metan en ella. Y eso que no has averiguado cómo es que se usa y que con ella puedes moverte sola de un lado para el otro -- ya pronto nos tocará hacer inventario de los adornitos de la casa y tapar los enchufes y todas esas cosas

Quizás me apresuro un poco porque aunque te encantó el lío ese de la andadera, todavía no has aprendido a gatear siquiera. Es decir, haces una suerte de movimiento que asemeja el gateo, pero solo funciona en retroceso (porque no sabes empujar con las piernas, sino con los brazos y te empujas para atrás), pero todavía no eres capaz de arrastrarte por ti misma

Este fin de semana vamos a tu segundo viaje a la playa. Ojalá te guste, porque vamos a casa de tus tíos en Higuerote y si disfrutas el viaje seguro iremos con más frecuencia. Qué digo...aunque no te guste, seguro iremos con más frecuencia porque no creo que pelemos ese boche de tener una casa donde quedarnos en Higuerote...es decir, espero que te guste...

(Como te prometí el mes pasado, esta vez escribí todo y lo iba salvando por si acaso y güindos, pero como ves, todo bien)

Te quiere mucho,

Tu papá

Etiquetas: ,


Qué beia estáaaa! Y muy grande. Además, se le ve la personalidad en esa foto.

Son geniales estos post, ya te lo he dicho, bueno, te lo hemos dicho todos...

besito para ti, y más para la beia Victoria

  
en las fotos del mes que viene una sesión playera de victoria!

Saludos!

  
Excelente que siga creciendo sana y fuerte.

  
que linda!

  
Me encantan tus cartas a tu hija, por ellas llegué y por ellas me quedé.

Que Dios la bendiga.

Saludos! ;)

  
Està preciosa!!

un besote

  
Hola, es la primera vez que leo este blog, y dejame felicitarte porque me parecio muy tierno lo que le escribes a tu hija de verdad, pocas cosas me emocionan, y como le escribiste a tu hija lo hizo, que Dios te la cuide¡¡¡¡¡¡¡¡

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...