<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

28 nov. 2007

le debí parar más a estos CDs (primera parte)

Escribo este post subtítulado "primera parte" con la firme intención de no escribir ninguna parte posterior, a menos que realmente esté aburrido y/o no tenga más nada que decir. Este comportamiento lo he copiado de Reindertot, así que si les molesta, pues la culpa es de él y solo de él. Yo solo trabajo aquí...

Hace algunos años atrás, cuando esto de la internet estaba aún dando sus primeros pasos (al menos a niveles comerciales masivos) y no entendíamos ni imaginábamos lo que sería un MP3 o un eMule o un SoulSeek o cualquiera de esos P2P que tanto facilitan la obtención de música (y películas, y libros, y juegos, y software, y quién sabe qué más), la gente común y corriente como yo tenía que morir comprando discos

Y así como ahora hay una avalancha de grupos tal que es prácticamente seguirle el paso a todo el mundo y enterarse de la buena música que ahí por allí suelta, en aquel entonces la situación era similar, porque si bien la cantidad de grupos a los que uno tenía acceso era mucho más limitada, la facilidad de usar un iPod u otro artefacto endemoniado que le permita llevar a cualquier lado unos cuatrocientoseptillones de canciones no existía, así que los momentos y espacios para escuchar CDs también eran limitados

Todo esto para decirles que si bien uno compraba discos, solía suceder que algunos no recibían el interés que merecían y morían sin la oportunidad de haber sido escuchados concienzudamente -- algo así como lo que pasa hoy día si uno se baja la colección completa de un cantante, y luego no tiene tiempo ni cabeza para escuchar todas y cada una de las 15 canciones que tienen todos y cada uno de sus 23 discos

En este sentido se me ocurrió mencionarles un grupito de discos que alguna vez compré, pero a los que nunca les paré lo suficiente, y a los que ahora he decidido darles una segunda (o tercera) oportunidad. Así de ecuánime soy. Bárbaro, ¿no?

En fin, no hablo más sino que les menciono los discos y luego me dicen si a) les interesa, o b) me voy para el carrizo con mis discos...

Nota pre-lista: todos los discos los compré cuando vivía en Chicago por allá por los 1995, así que son variopintos porque de alguna manera estaba intentando definir mi estilo, mi gusto musical como "adulto joven" que era, viviendo por mi cuenta en otro país. Listo, vayamos con la lista:

1. Kristin Hersch - Hips and makers: La ex-cantante de Throwing muses sacó este disco como solista en el que demostraba que seguía siendo una poetisa fallida con limitadas habilidades musicales. Un claro ejemplo de la música universitaria de los 90s en USA, en la que un cantautor gemía y se quejaba de sus desamores o preocupaciones sociales/morales, acompañado de una guitarrita y quizás algo de percusión básica. Y sí, estoy siendo exageradamente duro con este disco, pero es que así era la época y el estilo. Y la verdad es que me compré el disco porque yo era más o menos de ese estilo también, y una mujer medianamente bonita, que tocara guitarra y que usara vestiditos con botas de combate, era lo que me llamaba la atención. El disco lo compré porque me gustó otro de Throwing muses (University) y porque escuchaba a otro grupo que se llamaba Belly, cuya cantante era media hermana de la Hersch. El tema que más sonó (por decir que alguno sonó) en la radio fue Your ghost, en el que Michael Stipes de REM hacía el backing vocal

2. Aimee Mann - I'm with stupid: Me lo compré porque tenía un disco variado en el que aparecía una canción de este disco, That's just what you are. Por eso, y porque la portada (una nevera blanca con imanes en forma de letra escribiendo la palabra i'm with stupid) me llamó poderosamente la atención (sí, era muy básico y me compraba discos porque la portada me gustaba, lo admito). Además, por X o por Y recordé que ella cantó con 'Til tuesday, un grupito que me dió a conocer un primo años antes y que medio me había gustado por su canción Voices carry (el veintiúnico pseudo hit que tuvieron), y porque también hizo los coros en una canción de Rush, una de mis bandas favoritas de todos los tiempos. El disco es medio pop-oso, pero a la vez medio pesimista en su forma de ver las cosas, y creo que esa es la razón por la cual no lo seguí escuchando, porque quería algo más up tempo. Años después esta compra fue reivindicada por dos eventos: uno, la nominación al Oscar que recibió Mann por la música de Magnolia, y dos, porque se casó con Michael Penn (hermano de Sean y Chris Penn), quien sacara aquel excelente trabajo, March (muy recomendable). Oh, y también porque cantó una de las canciones de los Beatles del songtrack de I am Sam (convenientemente protagonizada por su cuñado Sean Penn)

3. Rick Wakeman - The six wives of Henry VIII: Un efecto secundario de mi "época Yes". Una de las cosas que hice cuando quería "legitimarme" de alguna manera como "conocedor musical", me dediqué a escuchar cualquier cosa grabada por Yes, porque "eso sí era música bien hecha". Así fue que caí en Journey to the centre of the Earth, un discazo bestial que grabó este señor. Cuando supe que había este otro trabajo y que también era un disco conceptual, salí corriendo (no literalmente) a comprarlo. Al principio me pareció pomposo y pretencioso, y como no le agarré el gusto de inmediato, lo deseché sin darle mayores oportunidades. Ahora que he madurado un poquito (solo un poquito), creo que fue una tontería de mi parte no pararle un poco más por esa razón, dado que si hay algo que tiene de sobra el rock sinfónico es la pompa y la pretención. Tuve la oportunidad de ver a Yes tocar en vivo, de hecho tuve dos oportunidades, porque los vi dos veces, pero en ninguna tocaba él con la banda. Sin embargo, sí pude verlo en el TTC cuando hizo la gira con su hijo

4. The smashing pumpkins - Mellon Collie and the infinite sadness: Hablando de discos conceptuales pomposos y pretenciosos, esta era la respuesta del rock post-grunge/alternativo/no-me-parezco-a-nada-que-hayas-escuchado-antes. De la mente oscura de Billy Corgan llegó este enorme trabajo al que no le hice mayor caso porque aún cuando mis amigos (y todas las revistas que pude encontrar) lo tildaban de grandioso, a mi me pareció que como no había ninguna otra canción tan pegajosa como 1979, o tan perfecta como Tonight, tonight (y el video, ¡el video!), entonces no podía ser bueno y no hacía falta volver a escucharlo. Tonterías de la juventud, supongo. Admito que aún hoy día no soy fan per sé de los calabazas, pero no puedo negar que este trabajo exige el esfuerzo de prestarle atención antes de desecharlo

Y bueno, para ser una primera y posiblemente única entrega de esta columna, me parece que ya es suficiente tortura que sigan leyendo sobre mis tendencias musicales, así que au revoir...

Etiquetas: ,


Jajajaja, en estos dias estuve tentado a hacer la segunda parte de "las mejores caratulas". Pero lo olvide casi inmediatamente.

Del post solo comentare acerca de Smashing Pumpkins. A mi JAMAS me gusto "tonight, tonight". Hasta el sol de hoy no entiendo su éxito.

Ese disco, por lo general esta bien bueno.

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...