<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

23 may. 2007

Cannes 2007: Hot dogs & vodka

Les estoy escribiendo esto a las 4:00 AM de mi último día en Cannes, aunque lo terminaré colgando lo antes a las 4:00 PM, hora de Caracas, porque me da muchísima flojera salir hacia el Grand Hotel a conectarme con el WiFi gratis

Lo escribo a esta hora por dos razones, la primera de las cuales es que a las 5:00 AM viene el taxi a buscarme para llevarme al aeropuerto de Niza, así que necesito encontrar algo que me distraiga para no quedarme dormido y perder el vuelo. La otra razón es que necesito escribir esto lo antes posible para tratar de no dejar por fuera ningún detalle

Ayer les comentaba que mi encuentro con Angelina y Brad había sido el punto más alto de mi viaje, pero que había una posibilidad de que fuera superado a última hora. Adivinen qué...¡fue superado!...¡y cómo!

Vengo llegando de la fiesta de Death proof. La fiesta por la premier mundial de ese film*, a la que conseguí que me invitaran anteayer en la tarde gracias a que compramos los dos films de Grindhouse. La invitación indicaba que entre las 11:30 PM y las 3:30 AM habría un autobus que llevaría a la gente al Palm Beach Hotel & Casino en Pointe Croissete. A eso de las 12:00 paré de trabajar (puta diferencia de 6 horas con Caracas y los emails de la oficina), me regresé al apartamento para dejar el laptop y ponerme mi chaqueta de pana. Me lavé los dientes y la cara, me despeiné un poco y me subí el cuello de la camisa para lograr ese look mamarracho chic que me caracteriza. Caminé las pocas cuadras hasta la esquina de La Croissete y Rue des Serbes, donde queda el Hotel Gray d'Albion. Unos diez minutos después estaba llegando el autobus y me monté con un montón de chamos gringos que seguro eran hijos y/o pasantes de alguién de The Weinstein Co...

Luego de otros diez minutos llegamos a la fiesta, donde había un gentío sin invitación tratando de entrar, y un verguero de tipos de seguridad revisando y arriando a la multitud. Yo venía con un pana de la oficina y entramos con bastante rapidez. Luego de subir por una pasarela de madera que montaron ex-profeso para el evento, llegamos a donde estaba la alfombra roja con todo y el backing ese típico donde le toman las fotos a los ricos y famosos, y yo, en toda mi mamarrachez, fui cegado por el repentino resplandor de los flashes -- mismos que duraron algo así como tres nano segundos y medio hasta que los camarógrafos se dieran cuenta de que yo no era nadie que valiera la pena

Al entrar en el salón de la fiesta no pude sino sorprenderme porque a los costados había carritos de algodón de azucar (azul y rosado, if you care to know), cotufas y perros calientes con pan canilla en baguette. No había mucha gente en la fiesta todavía, a pesar de que eran más de las 12:30 AM, así que aproveché para acercarme a uno de los dos bares que había para pedir algo de tomar. Lo único que logré hacerle entender al bartender fue que me diera un vodka con jugo de naranja. Esa combinación de hot dogs & vodka puede sonar asquerosa, pero créanme que no lo es, más aún cuando uno solo le ha metido un panini y cuatro coca-colas light al estómago en todo el día

Luego de darle curso a otras tres vodkas (estaban suavecitos, no se crean que soy un alcohólico), le dí la vuelta al lugar a ver si ubicaba a alguién conocido. Solamente me topé con un Chileno que venía en el mismo plan que yo, así que procedí a completar el recorrido. Si no me equivoco, había una zona V.I.P. con dos entradas (no tiene sentido que hubiesen dos zonas V.I.P.). Como no tenía más que hacer y la idea no era caerme a palos, se me ocurrió acercarme hacia la entrada por donde ajuro tendrían que pasar las celebridades, y la verdadera fiesta no tardó en comenzar...al menos para mi

Los primeros en aparecer fueron Kurt Russell y Goldie Hawn. Kurt, quien protagoniza la película, se ve más duro que cuando hizo de Snake Plissken, pero para describirles a Goldie tengo que usar las sabias palabras del pana que me acompañaba: "Goldie se murió hace meses y nadie se lo ha dicho". Verdaderamente, los años no pasan en vano y las rubias se arrugan más rápido, porque esta señora lo que parece es una momia con botox

Después de ellos llegó una actriz de origen oriental (me refiero a Asia, no a Cumaná), a quién en mi ignorancia no identifiqué, pero cuyo guardaespalda me empujó para que ella pasara. A esta estrella desconocida la siguió Kerry Washington, quien para serles muy sincero así de cerca no se ve para nada especial -- y eso que durante el festival tuve que verle la cara en todos lados, porque uno de los patrocinantes principales es L'Oreal, de quien ella es modelo exclusiva (ella y Penélope Cruz, y Beyoncé, y Scarlett Johansson, y un montononón de actrices más)

Luego de ese par, la cosa se puso buena. En el pasillo de la alfombra roja se distinguía claramente un sombrero negro de vaquero. Era indudable que se trataba de Robert Rodríguez, el director de la otra mitad de Grindhouse (y de Sin City, mi film favorito del 2005). A su lado, Rose McGowan, protagonista de Death proof y su actual novia, que se ve mínima junto a él, pero eso es porque el pana mide como 1.85. Cuando me pasó por al lado, el fanboy que hay en mi no aguantó y le grité "Good luck with Barbarella!", y el pana se volteó, me vió y se rió -- después de todo, la noticia de que esa será su próxima película (un remake del clásico de 1968 con Jane Fonda, dirigido por Roger Vadim y que le dió su nombre a la banda Duran Duran) es realmente reciente (se anunció hoy mismo. La McGowan también se volteó a verme, supongo que para ver a quién veía Robert, y me sonrió, pero con una sonrisa rídicula como haciendo un puchero pseudo sexy con los labios pintados de rosa. Ahí mismito siguieron su camino, pero ya yo había logrado la mitad de mi objetivo de la noche...

Detrás de Robert llegó Rosario Dawson, quien sin ser particularmente bonita me pareció super interesante y atractiva en persona. Eso sí, pasó sin pena ni gloria, porque muy poquita gente se dió cuenta de quien era a pesar de que tenía unos tacones larguísimos que le hacían verse muy alta. Más atrás de ella apareció Marley Shelton, una de las protagonistas de Planet terror, y una de las caras más bonitas que haya yo visto en mi vida. Con ella venía una actriz de la que no me sé el nombre, pero que sé que sale en Death proof (y si no me equivoco salió en The craft junto a Neve Campbell, Robin Tunney y Fairuza Balk). Me imagino que es la primera vez que está en Cannes y que recibe tanta atención, porque de todos los que he mencionado hasta ahora, ella era la primera que se veía sinceramente emocionada de estar allí

Y cuando ya eran las 2:30 AM llegó el momento cumbre de la noche, y de todo mi viaje. Los tipos de seguridad comenzaron a acordonar la entrada. No dejaran que pasara nadie en ningún sentido, ni para salir, ni para entrar. En el pasillo se comenzó a ver mucho movimiento entre los camarógrafos y curiosos, y la voz se corrió adentro de que Quentin Tarantino había llegado. Efectivamente, al pararme en puntillas para ver hacia afuera pude divisar el melón que tiene por cabeza este señor, uno de los mejores directores y guionistas que nos ha dado el cine Norteamericano. Un montón de gente comenzó a acercarse hasta la puerta, por lo que tuve que moverme un poco más hacia adentro y alejarme de la puerta (principalmente porque los de seguridad me empujaron para hacerle espacio a un pana Italiano que estaba en silla de ruedas). Como tuve que correrme hacia atrás, me acerqué a un tipo con el que había estado conversando momentos antes porque él había estado tomando varias fotos. Cuando Tarantino entró saludó muy efusivamente a unas personas que venían de salida (ni idea de quiénes eran), y cuando comenzó a caminar hacia adentro, el pana de la cámara le ha saludado y le ha felicitado por la película, a lo que QT le dió la mano y le dió las gracias. Ante esa respuesta del director, no pude sino estirar yo también la mano, y para mi enorme sorpresa, el tipo la estrechó y me dijo "How did you like it?". Yo le respondí que "it ruled", o al menos eso creo, porque lo más probable es que de mi boca saliera algo parecido a "brefifiisgggdgttllmd"

Motherfucking Quentin Tarantino me dió la mano...el tipo que escribió y dirigió Pulp fiction me dió la mano...Fucking awesome. FUCKING. AWESOME.

Con la mirada le seguí hasta que entró en la zona V.I.P. Allí me quedé parado disfrutando del momento. A los pocos minutos, y luego de darme cuenta de que ya no podía llegar nadie que superara este encuentro, decidí irme del lugar y regresar al hotel

El autobus me dejó nuevamente en el Gray d'Albion como a eso de las 3:15 AM, y siendo que esta era mi última noche en esta ciudad, decidí recorrerme La Croissete de arriba a abajo como despedida. A esa hora ya no había tanta gente (pero había un montón de gente de todas maneras!). Caminé tranquilo, abotonándome la chaqueta por el fresco de la noche. Caminé por la acerá que da a la playa por un rato, y luego me pasé a la otra acera, donde están las tiendas y los hoteles donde se reune todo el mundo a hacer negocios, y a donde fui para tantas citas en este maravilloso viaje. Por un rato me quedé absorto frente al standee de The Simpsons (el mismo que tanto le gustó al Infélix). De no ser por una pelea callejera al otro lado de la calle, me hubiese quedado allí por horas sin darme cuenta, pero reaccioné y me regresé para el apartamento para terminar de hacer la maleta, bañarme y prepararme para regresar a casa...

...pero antes tenía que escribirles esto. Quizás es más para mi que para ustedes, para que no se me olvide nada de esta experiencia única

Los dejo, tengo que ir a bañarme y cerrar la maleta para poder salir hasta la esquina a esperar al taxi

Nos vemos en Caracas...

{Ezequiel 25:17...no recuerdo como va...}

* Estreno como un film separado, porque en el resto del mundo Grindhouse no se va a estrenar como un solo bloque

Etiquetas:


Jejejejeje, momento memorable. Que de pinga.

  
Guaoooo
Vengo leyendo toda tu experiencia en Cannes, y de verdad pareces un niño al cual el sueño se le hizo realidad, jejeje, que bueno que lo estas disfrutando, y nos tienes aqui a nosotros mordiendo las uñas de la envidia, que bueno de pana.....
Que pensaria Quentin del guion de Novato&Hugo @ Pulp Fiction....??
Did you remember?
Saludos pana, buen viaje

  
coincido contigo... que Brad ni que Angelina nada... impresionante estrecharle la mano a un tipo como Quentin. Saludos!

  
Buen viaje de regreso bro!

Creo que ya es hora que te laves la mano, jejeje

Awesomeeeeeeeeeeeeeeeeee!

=D

Regards,

  
naguara naguara naguara naguara naguara naguara naguara naguara! que arrecho!

  
Bien Bueno Rorro. te felicito de verdad

  
Merci beaucoup, Mr. Gauche...!

Y gracias por lo de la foto, pero paso...

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...