<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

9 mar. 2006

Tomaten sind rot, Rosen sind gelb, Auberginen sind purpurrot

Ayer salimos más o menos temprano (6:30 PM) y nos fuimos a Bahnhofplatz a averiguar el precio del pasaje para Ginebra, para ver si pasaba visitando a Yadi y Diego durante el fin de semana

Al llegar allí, había una pequeña feria, un mercadito digamos. Por burro (también, cómo saberlo), no llevaba la cámara conmigo, así que perdí una excelente oportunidad de tomar algunas buenas fotos -- pocas cosas son mejores como "modelos" que enormes guacales de coloridas frutas, verduras, hongos y quesos. Lástima...

La comidita no provocaba mucho. Se me antojó un platico de raclette, pero por el precio que tenía, y por el tamaño (cuando dije "platico" no era en broma), se me quitaron las ganas. Al final solo me comí un perro caliente Suizo: una media canilla perforada, con una salchicha y una salsa picante que ellos llaman "barbecue", y de postre, una creppe de Nutella® -- ¿qué pensaban, que mi adicción al Nescafé® se iba a desaparecer así como así? Pues no, si no tomo Nescafé®, al menos como Nutella®. And that's all I'm going to say about that


{und die Augen meine Geliebte sind grün}

y esa amada de ojos verdes, es exclusiva del alter?

  
...chamo, que impresiòn que aun cargado de trabajo puedas escribir tanto. Yo he estado mudando a toda la gente que trabaja conmigo, incluído yo y mi máquina, asi que de broma he podido ver los correos de cuando en cuando, en máquinas prestadas, (por aquello de la adicción a Internet, jeje).

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...