<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

16 sept. 2005

hay un momento en la vida de todo hombre...

...y ese momento es ahora

Cuando escuchó el ruido de pasos provenientes del piso superior, subió las escaleras a toda velocidad, pero intentando hacer el menor ruido posible

La segunda puerta del pasillo estaba entreabierta. El bombillo sin lámpara que caía del techo titiló por última vez. Se detuvo por unos instantes casi sin respirar, observando, escuchando, esperando...

El hombre estaba muerto, o al menos eso parecía. Hacía rato que no se movía y el charco rojo a su alrededor era demasiado grande como para no pensar que se hubiera desangrado

La habitación estaba oscura, y aunque su tamaño era pequeño, era indudable que había alguién más escondido en las sombras

Los segundos pasaban, pero cada uno parecía durar una eternidad. La tensión cargaba el pesado ambiente. Se decidió a entrar, y...Y...¡EN ESE PRECISO MOMENTO UNA NEGRA FIGURA SE ABALANZO SOBRE EL Y...!

"¡QUE DICE MI MAMA QUE BAJES A COMER!"

"¿Qué? ¿QUE? ¡¡¿QUE?!! ¡QUE ME ESTOY LEYENDO MI LIBRO DE MISTERIO!"

"¡QUE NO IMPORTA, QUE BAJES DE UNA VEZ!"

...no todos podemos ser Stephen King: usen los comentarios para terminar la historia. El primero que comente que la siga, el siguiente continua donde el primero terminó y así sucesivamente...a ver qué sale...

{era...era...¡LA VACA!}

La culpa es SIEMPRE de la vaca

{exacto}

Co~no hay que matar esa vaca de una buena vez :p

  
El carajito prendió la luz y vio a su muñequito de He-man bañado de salsa de tomate y se pregunto que cuento chino le metería a su mamá para aquel reguero que pretendía ser una escena del crimen

  
... al pasar por la habitación de su hermanita (sí, esa que lo llamó a comer) no puede evitar la tentación de saciar sus anhelos de venganza... tantas impertinencias, tantas interrupciones, todo podría acabar si pensaba con claridad y lograra crear el plan perfecto para incriminarla, para ubicarla en la “escena del crimen“ y así librarse de toda culpa... pero... cómo podría hacerlo?

  
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

  
Vio a su alrededor y descubrió un frasco de TENTACIÓN de Paloma Picasso. Vació la mitad de su contenido y lo volvió a completar haciendo pis en él. Mujer no orina en frasco, pensó para sus adentros mientras se apuraba en vaciar su vejiga. ¿VAS A VENIR O NO? grito la "odiosita" de su hermana...

  
Pesadamente se dejó llevar hasta la mesa dónde lo esperaba algo muy sangriento para su gusto, puaj! definitivamente odiaba el hígado encebollado.

  
Aprovechando un descuido de su madre cedio gustosamente su higado al gato mechas. Pero nada pudo prepararlo para lo que ocurrio a continuacion...

  
Pero que Vaca. ¿ Y por qué siempre le hechan tanto la culpa a esa vaquita? A mi me enseño demasiado:
inteligencia, tolerancia, creatividad,respeto y motivos de reflexión.

  
mumumu mumumu muuu muuuuuu

  
Sigo donde se quedó el usuario anónimo, antes del comercial de Cereza y Kbulla...

- ¿Qué carrizo le pasó a mi perfume? Preguntó la madre mientras se quitaba el cinturón lentamente -
Es increíble la cantidad de poderes que puede tener una madre, sólo había abierto el perfume unos instante sy ella ya se había percatado que algo no estaba bien.
Gracias a mi rapidez mental pude decir: - cuando venía de mi cuarto vi dalir a mi hermanita del tuyo -
En ese momento, mi hermanita (poechita!) entró a la cocina con el He-man lleno de salsa de tomate (la cosa se va a poner buena, jejeje)

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...