<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

11 ago. 2005

la vie en rose

No recuerdo a qué horas salió el avión, ni a qué horas llegó, pero del Charles DeGaulle debimos estar saliendo como a eso de las 5:00 PM. Me llamó la atención que no hiciéramos mucha cola en inmigración y que no nos pidieran visa, ni nada por el estilo, pero ahora que lo pienso, así era el mundo antes del nine eleven

El taxista era bastante amable, al menos para ser un Parisino. Mi oxidado francés me sirvió para llevar una conversa más o menos corrida con él. No me olvido el comentario que hizo cuando casi atropella a un tipo que paseaba su perro (un Afgano - el perro, no el tipo). "Si fuera él quien conducía y yo quién caminaba, seguro me gritaba a mi también, así que ¿de qué se queja?"

Todavía recuerdo la dirección exacta del hotel, el Sully-St. Germain. 31 Rue des Ecoles, 75005. Cuando llegamos no nos pareció la gran cosa, pero para ser sinceros, por lo que pagamos estaba muy bien

Cuando terminamos de hacer el check-in y de acomodarnos en la habitación, ya eran más de las 7:00 PM. Le preguntamos al tipo del lobby por algún restaurant cerca, no muy caro, y nos dió las indicaciones para ir a uno de pasta que quedaba a cuadra y media, uno de esos que no son la gran cosa, pero que te ponen tu botella de vino de la casa en la mesa

Después de comer fuimos a dar unas vueltas por ahí. De tonto me había dejado el libro con el mapa y las recomendaciones dentro de la maleta, así que esa tarde navegamos por instrumentos. Caminando fuimos a dar a un boulevard muy bonito, lleno de gente. Era un lunes por la noche. Caminamos y caminamos. Cada vez más gente. Cada vez más cafés, con las ganas que teníamos de comenzar nuestra experiencia Parisina sentándonos en un café, viendo a la gente pasar, leer el periódico del tipo de la mesa de al lado, darnosla de cultos por agradecerle al garçon en français. "Merci bien". "De rien"

Conseguimos uno que nos gustó, y nos sentamos donde pudimos. Pedimos dos capuccinos. Yo pedí un carpaccio. El jet lag me tenía descontrolado todavía. La pasamos muy rico, hasta que nos llegó la cuenta. Ya no recuerdo cuántos francos era, pero era un robo a mano armada. Al día siguiente, cuando saqué mi librito, me di cuenta del por qué de esos precios: el café donde nos sentamos, Les deux magots, es uno de esos sitios con más de 150 años de creado, donde artistas, políticos y bohemios iban a sentarse. Picasso fue uno de ellos. Creo que Hemingway también se sentó allí. El propio DeGaulle solía reunirse en una de sus mesas para hablar paja con los panas o para discutir sobre la política nacional. No recuerdo para cuál de las dos. Seguramente era para la segunda

Después de dar un par de vueltas por el Boulevard St. Germain, nos regresamos al hotel, pero no sin antes pararnos en uno de los muchos puesticos que preparan creppes de Nutella®. ¿Qué mejor forma de terminar la velada que caminar por Paris con una creppe de Nutella® en tus manos?


{me encantan las cosas Francesas. Por ejemplo, tengo todos los discos de Marcel Marceau. Ese tipo tiene una voz bellísima}

Aunque Marceu esta un poco afónico en la última compilación... Excelente la foto de la Torre Eiffel

  
Ciertamente Rorro...aunque cuando fuimos empezamos el día con un Croissant y un Pain Chocolat y terminamos con una crepppe de Champiñones...la de Nutella la probé aquí...TODA UNA GROSERÍA !!!! jejejejeje
Beshosssssss

  
Paris, crepes de Nutella, que maravilla...dime tu, que yo TODOS los sabados desayuno en la casa panquecas con Nutella, jeje, que tal?

Mis suegros se van esta semana de vacaciones para alla, alguna recomendacion/encargo?

  
El sitio perfecto para darselas de intelectual y burlarse de uno mismo =)

  
Gabriel García Márquez dijo que "la literatura es el mejor invento del hombre para burlarse de sí mismo"
Qué rico es burlarse de uno mismo en Paris.
J'aime Paris aussi... mais je ne aime pas des parisiennes
Un bisoux
Jo

  
No es q' no me gusten tus post turisticos, pero solo estoy comentando ya q' mencionastes por ahí creppe de Nutella® The best few words I read in this post.

¡UMMMM...CHOCOLATE NUTELLA!

Bye bye ;)

  
Jo, qu'est ce que ça veut dire, bisoux?

  
Besos, sólo que tengo el francés bastante olvidado y le puse el artículo en singular (Fe de Rata)
Des bisoux
excuse moi RoRRó ;)

  
j'etait là!!!!!!!! Me hiciste recordar los francos que pague por un piche cafe pequeño... de alli en adelante, no pedi mas cafes en los cafeces parisinos... preferia pagar una copita de vino que era mas barata....

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...