<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

1 jun. 2005

voltee a la derecha y tosa

En estos días tuve que ir al médico para un chequeo 'rutinario'. Decidí ir a un médico diferente, ya que el que siempre visito me parece medio malazo y con la salud no se debe jugar

Al llegar al sitio, en el Hospital de Clínicas Caracas, me atendieron rápida y educadamente, y me hicieron llenar la típica planillita con mis datos personales, historia médica, alergias, medicamentos que estoy tomando y esas cosas que suelen pedir a los pacientes que van por primera vez

No tuve que esperar mucho para que me llamaran, afortunadamente, pero la visita con el médico no fue precisamente agradable...

Primero, luego de conversar en su consultorio por menos de tres minutos en los que le expliqué por qué estaba ahí, me hizo pasar a la 'sala de experimentos' o como quiera que sea que se llame, donde me pidió que me desvistiera y lo esperara, que ya regresaba. Ahí me di cuenta que su definición de 'ya' difiera de la mia como por 20 minutos. Luego de una de esas desagradables sesiones de observación, tactos e interrogatorio (¿te duele si te toco aquí?, ¿siempre has tenido esa mancha?, por favor párate en una sola pierna, coloca tus manos sobre tu cabeza, dóblate hacia atrás y silba la canción nueva de Black Eyed Peas mientras mantienes la respiración por cientonoventayocho segundos), me volví a vestir y me hizo pasar nuevamente a su consultorio, donde me hizo esperar, otra vez, que él ya volvía. Demostrado que 'ya' significa 20 minutos para él. Allí me mostró en un libro lo que él pensaba que yo tenía y prosiguió a enumerar todas las posibles consecuencias si no me trato -- todo esto sin saber con seguridad si tengo algo de verdad o no. Prácticamente me dijo que me iba a morir en quince días, mientras me recetaba unos exámenes que tardan 14 días para que den los resultados. Todo esto con una cara que reflejaba que para él yo no era un paciente, era la persona que lo estaba ocupando en este momento y que impedía que la siguiente factura...perdón, que la siguiente persona pasara a consulta

Mi papá es médico. Mi mamá era médico. Y si bien uno idealiza a sus padres y los cree libres de todo mal, nunca recuerdo haber visto a ninguno de los dos atendiendo tan seca y parcamente a un paciente. La verdad no me estoy muriendo ni nada por el estilo, no tengo nada serio (según entiendo), pero el tipo lo pintó como si tuviera un virus incurable que me aseguraría una muerte lenta y dolorosa, pero sin darle ninguna importancia. Más que darme una sensación de tranquilidad ("pero no te preocupes, hay que esperar a ver los resultados para saber si es serio o no, y de todas maneras es tratable"...bla, bla, bla) me puso en estado de ansiedad ("bueh...el 90% de los pacientes con eso les pasa esto otro...y de los que se recuperan, más de la mitad termina con esta otra cosa..."). Menos mal que existe internet y que uno puede entrar a buscar información, porque si me hubiera guiado por la actitud y la falta de información de este doctor, seguramente estaría escribiendo mi testamento y despidiendo de mis seres queridos, cuando resulta que no tengo nada de nada, y que los exámenes que me tengo que hacer son solo para hacer despistaje

Y otra cosa, lo que si le interesó, porque me lo preguntaron TRES veces, es que si tenía seguro. Claro, si tengo seguro entonces me pueden pedir 4.381 exámenes "por si acaso" y hacerme ir a tres consultas para revisarlos y mandarme unas pastillitas...

...y seguramente a los 4 segundos de que yo saliera por la puerta, al tipo ya se le había olvidado de mi persona

{esperemos a que Dov se gradúe rápido, pues...}

A mi me pasó así con el primer obstetra que visité cuando quedé embarazada. Era como si soplara un viento gélido y frente a mí estuviera un holograma y no una persona. Inmediatamente me cambié de médico ¿cómo iba a permitir que la primera persona que mi hija conociera fuera de hielo?

  
Que les puedo deciiiiiiir!!!!!

  
jajajaja! lo contaste de una manera que me dio risa... La salud es algo delicado, siempre hay que cuidarla... Mosca con eso y CAMBIATE YA de médico.

Saludos!

  
Terrible!!!
Pide recomendación del especialista...tienes que sentirte cómodo!!!
Ni aqui que la gente es distante nos tratan de esa forma en la clínica...tranquilo...ya encontrarás a alguien menos desagradable !!!
{Agarra la cola y te haces un chequeo tampien...tu sabes porsialasmoscas!!!}

  
Esos matasanos....

  
Unas preguntica ¿era cubano?

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...