<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

24 jun. 2005

Menos mal que no es una colostomía (obra en un acto)

Se abre el telón y aparece un hombre, vestido de traje, en un pequeño cuartico repleto de aparatos, aparentemente diseñados para algún tipo de examen médico. Se abre la puerta detrás de él y por ella entra un médico, vestido de bata blanca y con una carpeta en la mano...
Médico #1 (sin levantar la cabeza): pase a ese cuartico, se quita la ropa y se pone esa bata
El paciente procede a seguir las instrucciones. Una vez 'embatado' y tapándose la parte de atrás, la que no le cubre la bata, regresa a la habitación donde lo van a examinar
Médico #1 (aún sin levantar la cabeza, muy interesado leyendo un informe): recuéstese en la camilla por favor
El paciente vuelve a obedecer...
Médico #1 (comenzando a realizar el examen): a ver...ajá...mm-hmm. No se mueva. Ajá...¡ajá! ¡acá está!. (Abriendo la puerta y asomando la cabeza hacia el pasillo) ¡Colega! Venga para que vea esto
Médico #2 (entrando en la habitación): ¿qué me tiene por aquí?
Médico #1 (poniendo cara de satisfacción): ¿que a que nunca había visto un faco emulsificador tan distendido?
Médico #2 (incrédulo, se acerca al monitor): caramba, no. Es impresionante, ¿no le parece?
Médico #1 (jugando con los botones del aparato): y no solo eso, mire la sección transversal.
Médico #1 (dirigiéndose al paciente): no se mueva
Médico #1 (de nuevo dirigiéndose a su colega): ¿Nota el exceso de líquido? ¿Ve como se forma una bolsa unilateral?
Médico #2 (arqueando las cejas en señal de sopresa): ...verdaderamente...
Médico #1 (no pudiendo esconder el orgullo en su rostro): sabía que le iba a interesar. Gracias por su consulta, colega
Médico #2 (saliendo de la habitación): no, gracias a Ud. colega. Si tiene otro caso como este me avisa
Médico #1 (cerrando la puerta tras de su colega): no lo dude...
El paciente permanece acostado, pensando que menos mal que no le están midiendo la tensión, porque esta conversación no ha hecho sino darle taquicardia
Médico #1 (luego de pasar un par de minutos absorto frente al monitor): ehm...si, ya puede vestirse
El paciente se levanta de la camilla y se mete en el cuartico, solo para descubrir que cuando sale nuevamente vestido, el médico ya se ha ido. Regresa a la sala de espera del consultorio
Enfermera (mira de reojo sin levantar la cabeza, a la vez que escribe unas notas en un papel de récipe): que dice el doctor que los resultados están para el jueves. Venga como a eso de las cuatro
El paciente se queda parado, esperando nuevas instrucciones. No sabe qué hacer...
Enfermera (marcando con énfasis el punto final de lo que escribe): Aquí tiene la factura, por mi parte, son doscientosveinticincomilexactos
El paciente, ya sin energías para sorprenderse o indignarse, saca su cartera y completa la transacción. Toma su factura, se despide (no le responden), y se marcha...

...se cierra el telón

{Dov, ponte a estudiar para que te gradues rápido...}

Creo que los médicos esos faltaron a la clase de "Cómo tratar humanamente a un paciente"...

  
Qué bueno saber que yo no soy la única que sabe estas cosas. Yo también pasé por eso y, dejame decirte, te quedas corto, estás siendo bastante "polite".
Un beso, Jo

  
Iatrolalia: Daño producido por el uso incorrecto del lenguaje (generalmente por un médico).

¿Que puedo decirte?
A veces pasa..Y esta mal.

Claro que hubieses debido protestar pero el médico te habría dicho que "no era nada" y aunque estuviese en lo cierto (como lo supongo) pues no le habrías creido.

Ahora solo te queda buscar el resultado y esperar que el que te hizo la referencia te lo explique.

Y que le entiendas, claro.

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...