<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

17 mar. 2005

procrastinandito, o debería estar terminando un informe pero estoy escribiendo este post

Cada vez estoy más convencido que lo que no me gusta de mi trabajo es que es demasiado repetitivo y tiene demasiadas actividades puramente administrativas, y si hay algo que despierte en mi a la flojera es la repetición administrativa. Eso y acompañar a mi esposa cuando va de compras...

...y no es que me fastidie mi esposa, no señor. Es que los hombres y las mujeres somos diferentes cuando vamos a un centro comercial. Una diferencia que, según creo, tiene que ver con la cultura que tenían los cavernícolas. Me explico, en la prehistoria, los hombres eran los cazadores, mientras que las mujeres eran las cultivadoras. Los hombres se dedicaban a salir, buscar el mamut, matarlo y traerlo de vuelta a casa, mientras que las mujeres se quedaban a cuidar a la prole, a sembrar las hortalizas, a almacenar alimentos para comerlos por varias semanas. Los hombres eran directos, agresivos, iban al grano, mientras que las mujeres eran más planificadoras, observadoras, analíticas. Los hombres iban, mataban y venían, mientras que las mujeres se organizaban, preparaban todo, trabajaban lento pero en orden, tenían paciencia...

Ese comportamiento que para algunos puede resultar primitivo, se traduce perfectamente a lo que hacemos hoy día cuando vamos de compras. Es parte de nuestro instinto, de nuestra composición genética. Está escrito en los cromosomas XX y XY, sin duda alguna...

...los hombres vamos, buscamos una sola tienda, buscamos un solo producto, no le preguntamos nada a nadie, lo tomamos, lo pagamos y ya, de regreso a casa. Mientras que las mujeres van, hacen la lista mental de todas las posibles tiendas donde puedan conseguir lo que buscan o algo que tenga el mismo uso, recorren todas y cada una de dichas tiendas revisando todos y cada uno de los productos que estén dentro de un rango de uso, precio, color y tamaño, en el recorrido entre tienda y tienda se detienen en otras tiendas que ofrezcan otros productos diferentes a los que originalmente fueron a buscar, pero que tienen también un uso importante, entran en todas esas tiendas, se prueban todos esos productos, le preguntan a todos los que atienden para ver si se les ve bien o si las hace ver más gordas, y al final del día terminan comprando un enorme volumen de cosas, que no necesariamente incluyen las que originalmente fueron a comprar

Todo esto está muy bien. Somos diferentes, para qué negarlo. El problema surge cuando salimos juntos de compras...Una escena típica en una tienda de ropa o de calzado para mujeres, es ver a la susodicha revisando cada producto en venta, y dos o tres pasos más atrás, al marido, con las manos en los bolsillos o cargando las bolsas de las compras previas, y con cara de aburrido queriendo irse ya para su casa

El que el fin de semana me haya pasado casi tres horas sentado en los diferentes banquitos del centro comercial Buenaventura, mientras mi esposa y mi cuñada visitaban TRES (si, solo tres) tiendas, NO TIENE NADA QUE VER CON QUE HOY ESTE ESCRIBIENDO ESTE POST...

{a mi lo que me despierta la flojera es leer post mongólicos como este}

Excelente descripción de las diferencias entre los sexos a la hora de comprar, pero... ¿qué me dices de los hombres cuando están en un mall ferretero como EPA o Ferretotal?

  
jaja... yo soltero, tenía una novia "compradora"... y me gustaba ir de tiendas con ella, porque me dejaba cargar un "cooler" lleno de caña.... al final, gozaba una bo....

  
Una vez me tocó estar 3 horas en una tienda por una liquidación de vestidos... Siempre he pensado como tu pana!

Btw, el 28 ya no estoy en CCS :( ... So, i dunno!

Ya este fin de semana debo estar allá, comunícate conmigo a ver que sale.

Hablamos,

  
yo te digo, no se que peo tengo, pero me gusta mucho ir de tiendas horas y horas, escoger con calma, que se yo..no me ladillo 8 horas en un mall..ojo no soy gay, me gustan todos los culos, ando quesuo siempre, y odio un EPA o FERRE TOTAL, que sera? no lo se

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...