<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9039111\x26blogName\x3dAgregue+agua,+agite,+y+listo!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elrorro.blogspot.com/\x26vt\x3d-8301329768745616226', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

17 dic. 2004

playa medina

Si están llamando para hacer alguna reservación o averiguar sobre Playa Medina, y quien les atiende NO es Valentina Quintero, sino un tipo, no le hagan caso. Es Jesús, el del cubículo diagonal al mio

Su número de teléfono es, aparentemente, el mismo de la Quintero excepto por un dígito...

{ahoritica estamos full señora, pero si me llama para el 24 de diciembre, capaz y le consigo algo}


jajajajaja, qué vacilón! esas echaderas de broma por teléfono son de lo más divertidas... bueno, divertidas cuando uno es el que está echando broma. A mi me pasa lo mismo con la Clínica La Floresta. No sé cuántas citas he dado ya... Sin embargo, debo decir en defensa de los que terminamos procediendo de esa manera, que la gente nos la pone difícil de resistir cuando a la tercera vez que llaman al mismo número y son atendidos por la misma voz anunciando el error, insisten en que ese es el número que les dieron. "Entonces, señora, deme sus datos para darle su cita, porque si Ud. tiene el número correcto la equivocada debo ser yo".
Lo más sorprendente es que te dan los datos contentos de haberle ganado a la burocracia y "falta de cultura de atención al cliente que hay en este país".
Lo hacen a uno preguntarse si en lugar de gastar una broma no estará prestando un servicio público...

  
Publicar un comentario

Regresa de donde viniste...